Ramon Cruz 1176 Of. 401, Nuñoa, Chile
Noticias

CIEN MUJERES HICIERON HISTORIA EN EL 1er. FESTIVAL NÁUTICO FEMENINO FEDEVELA

Deporte, camaradería y trabajo en equipo derrocharon tripulantes de todas las edades, tanto en Algarrobo como en Concón.

 

-          Algunas de las capitanas y timoneles de las embarcaciones ganadoras, por categoría, fueron: Dominga Gumucio (J/105), Carolina Court (J/70), Gabriela Portus (J/24), María Laura Cueto y Belén Cea (ILCA), Antonia y Javiera Viada (Snipe), Constanza Olivares (Sunfish), Estela Zulueta (Optimist) y Regina Elton (SUP).  

 

_ 21 de agosto de 2022.-_

 

Con éxito de convocatoria se desarrolló, en Algarrobo y Concón, el 1er. Festival Náutico Femenino Fedevela, que convocó a cien navegantes de todas las edades y niveles de experiencia, quienes protagonizaron una jornada llena de entusiasmo, deporte, camaradería y trabajo en equipo, tanto en la Cofradía Náutica del Pacífico como en el Club de Yates Higuerillas.

 

“Estamos felices. La participación superó con creces nuestras expectativas. Y es que el entusiasmo de las mujeres es tremendo. Hoy hicieron historia y demostraron que son parte muy importante del presente y futuro de nuestro deporte”, expresó la Presidenta de la Federación Chilena de Navegación a Vela, Marissa Maurin, primera mujer en ocupar ese cargo en la corporación.

 

Aunque el propósito principal era compartir y conocerse, las capitanas y timoneles que ganaron la competencia, por categoría, fueron: Dominga Gumucio (J/105), Carolina Court (J/70), Gabriela Portus (J/24), María Laura Cueto y Belén Cea (ILCA), Antonia y Javiera Viada (Snipe), Constanza Olivares (Sunfish), Estela Zulueta (Optimist), Gabriela y Marcela Núñez (Pirata), Regina Elton (SUP), y Azul y Anita Vivaceta (Vela Inclusiva - Hansa).

 

También destacó la participación de ex seleccionadas olímpicas, como Marissa Maurin, Begoña Gumucio y Sofía Middleton, quienes compartieron generosamente tanto en el agua como en tierra con mujeres que se atrevieron a embarcarse por primera vez.

 

Finalizadas las regatas, las navegantes se reunieron en un evento de camaradería, en el cual conversaron de sus experiencias; especialmente, aquellas que nunca habían navegado y quienes volvían después de mucho tiempo. Entre risas y emoción, todas, por cierto, prometieron volver.

 

Agradecimientos a Silvana González.